Sí, cargar al bebé es una excelente herramienta para crear el apego parental. Pero ¿qué es el apego parental y por qué es tan importante?

El apego parental es el lazo duradero que se establece entre un bebé y el adulto que se ocupa de él; Es considerado como la base de la personalidad y el nivel de apego de un bebé está relacionado directamente con su desempeño social en la edad adulta.

Hay dos tipos de apego parental: el apego seguro y el apego inseguro, este último se divide en cuatro subgrupos (ambivalente, resistente, desorganizado y evitable).

Entre más cuidados se le dan a un bebé de manera constante, de acuerdo a las señales y a las necesidades afectivas y físicas, más el apego se desarrollará sobre la confianza y la seguridad, por lo tanto el apego será seguro. Está demostrado que los individuos que establecen un apego seguro cuando son bebés tienen un mejor comportamiento social y una mayor capacidad para controlar sus emociones y dominar las situaciones de estrés.

Si por el contrario, los cuidados fueron brindados de manera inconstante; Los apegos inseguros pueden conducir a problemas de comportamiento importantes, incluso a veces psicopatológicos.

Compartir con él los latidos de tu corazón, el sonido de tu voz y el ritmo de tu respiración en sus actividades cotidianas es una muy buena manera de demostrarle desde el principio que e stás ahí para él. Tu bebé no será más caprichoso, todo lo contrario, llorará menos, estará mas tranquilo, dormirá mejor, y desarrollará más rápido una conciencia de sí mismo. 

¡Producto agregado con éxito!