Llevar al bebé consigo es un método ancestral que todavía se practica hoy en día de manera tradicional en la mayoría de las culturas aborígenes. El método consiste en envolver al bebé contra uno mismo utilizando una tela (en la mayoría de los casos).

Esta práctica permite a los padres de realizar sus tareas cotidianas al mismo tiempo que se cuidan a su bebé asegurando su protección y bienestar.

¡Producto agregado con éxito!