En 2003, dos jóvenes mamás comenzaron a fabricar cargadores de bebé inspirados en modelos tradicionales similares a los que se encuentran en su país de origen, Colombia. A pesar de que la idea al principio era simplemente utilizarlos para uso personal, éstos despertaron el interés rápidamente en otros padres que hasta el momento no habían pensado en esa manera de llevar a sus bebés. Como las dos mamás compartían el mismo punto de vista sobre la maternidad y la vida profesional, su proyecto Maman Kangourou Inc. vio la luz en septiembre de 2003. Aportando innovaciones a los cargadores de tipo tradicional, consiguen crear 5 modelos que se adaptan a todas las necesidades descritas por su clientela. En junio de 2004, solamente 6 meses más tarde, Maman Kangourou se destaca en el Concurso Canadiense de Quebec,  Líder de Pequeñas  Empresas y obtiene 3 premios, entre ellos el 1er premio en la categoría Comercio.

La empresa desea promover el cargar a sus hijos como un estilo de vida, y se basa en la filosofía de creación de vínculos afectivos sólidos denominados comúnmente apego familiar. Esta filosofía es una fuente de inspiración para nuestras empresarias y gracias a su motivación Maman Kangourou alcanza un crecimiento rápido que es identificado y presentado por diferentes medios de comunicación.

Desde el momento mismo de la venta del primer cargador de bebé, Maman Kangourou creó el Club Kangourou con el fin de desarrollar talleres de formación para padres y madres y así compartir la información y los beneficios de la utilización de los cargadores tradicionales y las diferentes posiciones posibles.

Desde su creación en 2003, Maman Kangourou Inc. trabaja en colaboración con diferentes organismos y profesionales para educar a los padres sobre las ventajas de llevar al bebé consigo. Maman Kangourou es pionera de esta práctica en la provincia de Québec…

¡Producto agregado con éxito!